CONSTRUYENDO EN COMÚN… EN MOMENTOS COMPLICADOS

Esta entrada fue publicada el por .

 

En Har Eman creemos que los tiempos difíciles tienen que servir para hacernos crecer como personas, valorar lo que en el día a día se diluye, ver oportunidades donde otros/as solo ven crisis…

Y es por eso que deseamos que esta alerta nos sirva para:

JUNTARNOS UNAS PERSONAS CON OTRAS

y

CONSTRUIR EN COMÚN

Refuerzamos de manera nítida nuestro compromiso como entidad solidaria con las personas, con el bien común, con la lucha por la igualdad de derechos para todas las personas en cualquier situacion personal o social.

Así pues, os dejamos un texto maravilloso que circula por las redes en forma de cuento, para alentarnos a colaborar entre todos y todas, para hacernos sabedores de la necesidad de los/as unos/as para con los/as otros/as, que sin el/la de al lado, soy menos yo.

Erase una vez…

Un día del mes de marzo, hace ya mucho tiempo, un viejo maestro de escuela llevó globos a su aula y regaló uno a cada alumno/a.

A cada uno/a pidió que pusiera su nombre en el globo que les había regalado, los dejaron en el suelo y salieron de clase.

Una vez afuera, les dijo: “Tienen 5 minutos para que cada uno encuentre el globo que lleva su nombre”.

Los/as alumnos/as entraron corriendo a buscar cada uno/a su globo. Se atropellaban unos/as a otros/as. Los globos revoloteaban con tanto movimiento de los/as niños/as.

Se acabaron los 5 minutos y ninguno/a habia podido encontrar el suyo.

El maestro les dijo ahora: “Coged cualquier globo y entregárselo al dueño/a del nombre que lleva anotado”.

En apenas un par de minutos todos/as los/as alumnos/as ya tenian el suyo en la mano.

Finalmente, el maestro dijo: “Chicos/as, los globos son como la felicidad. Nadie la va a encontrar buscando la suya solamente. En cambio, si cada uno/a se preocupa por la del otro, encuentra rápido la que le pertenece”.

Y ahora, nosotros/as también tenemos un globo con nuestro nombre escrito y más que nunca, nos necesitamos unos/as a los/as otros/as.

No es por ti, ni por mi. No es por los/as tuyos/a, ni es por los/as míos/as. Es porque ahora la salud de todos/as, esta en nuestras manos.

Deja un comentario